Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Reforma de las pensiones de jubilación en Francia: se retrasará la edad de jubilación hasta los 64 años

El retraso de la edad de jubilación y el incremento hasta 43 años del periodo de cotización requerido para cobrar el 100% de la pensión, son las dos principales medidas incluidas en la nueva Ley.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Compartir

Imprimir
Reforma de las pensiones de jubilación en Francia: se retrasará la edad de jubilación hasta los 64 años

@florianwehde - www.unsplash.com

4,8 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 82%
  • 4 18%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

11 votos

2100 visualizaciones

La Ley de Reforma de las Pensiones ha sido aprobada por el Gobierno Francés, a través de un trámite recogido en la Constitución (artículo 49.3) que le permitió su aprobación sin necesidad de pasar por la Asamblea Nacional (Parlamento). Tras su aprobación, la Ley entrará en vigor el próximo 1 de septiembre.

Previamente a la aprobación de la Ley, que inició su tramitación como proyecto de Presupuesto Rectificativo de la Seguridad Social, el Consejo Constitucional (el equivalente en Francia al Tribunal Constitucional en España) avaló casi todas las medidas del Proyecto de Ley, entre ellas las dos principales medidas. Únicamente fueron rechazados 6 artículos secundarios (de un total de 36), por considerar que no encajan los mismos en una ley de carácter financiera (aquellos artículos de tipo social, dirigidos a incentivar la contración de mayores de 60 años).

Las dos grandes medidas de la reforma de pensiones de Francia son:

  • El retraso de la edad de jubilación hasta los 64 años en 2030, desde los 62 requeridos en la actualidad. Por lo tanto, se retrasará dos años.
  • El incremento de los años de cotización requeridos, desde 42 años aplicables en la actualidad a 43 años (172 trimestres) en 2027, para tener derecho a cobrar el 100% de la pensión. Este periodo de cotización requerida, se incrementaría a razón de un trimestre adicional por año.
Esta reforma de las pensiones recientemente aprobada, será de aplicación efectiva a partir del 1 de septiembre de 2023, lo que provocará que afecte prácticamente a todos los trabajadores.

En concreto, el retraso de la edad de jubilación y el aumento hasta las 43 de los años cotizados requeridos para acceder a la pensión completa, afectará prácticamente a todos los trabajadores.

Con la entrada en vigor de la Ley de reforma, la edad de jubilación se irá incrementando de manera progresiva, tres meses cada año, hasta llegar a aquellos nacidos en 1968, que será la primera cohorte a la que ya se le aplicará la edad legal de 64 años.

Los primeros afectados serán los trabajadores nacidos a partir del 1 de septiembre de 1961, que, antes de la reforma, iban a poder acceder a su jubilación el 1 de septiembre de 2023. Con la nueva Ley, estos trabajadores no podrán jubilarse hasta el 1 de enero de 2024, tres meses más tarde que lo previsto con anterioridad a la entrada en vigor de la reforma.

La llamada Ley Macron (toma el nombre su principal impulsor, Emmanuel Macron, presidente de la República francesa) introduce otras medidas, entre las que destacamos:

  • Mantiene un sistema de compensación ideado para personas con las largas carreras laborales: aquellos que comenzaron a cotizar cuatro o cinco trimestres antes de los 21 años, o más (están pendientes los detalles de su desarrollo reglamentario).
  • Medidas de compensación de las lagunas de cotización para las madres entre 62 y 64 años. Entre las mismas, se incorpora una extra-cotización del 5%.
  • Se creará un seguro de vejez para el personal dedicado a los cuidados de terceros.
  • La inclusión de las prestaciones por maternidad en el cómputo de los 25 mejores años.

Desaparecerán progresivamente los principales regímenes especiales: se eliminan privilegios

Asimismo, comenzarán a eliminarse los principales regímenes especiales, suprimiendo ciertos privilegios de los que gozan, por ejemplo, ciertos trabajadores de empresas públicas, de empresas de energía y de transportes.

Desaparecerán estos regímenes especiales:

  • El régimen de las industrias de Electricidad y Gas. Actualmente, se permite la jubilación de sus trabajadores entre los 55 y 57 años, en el caso del personal en servicio activo o insalubre. Para los demás trabajadores de estas industrias, se permite la jubilación entre los 60 y 62 años.
  • El personal rodante de la RATP (red de transportes de París), que hasta la actualidad tenían la opción de jubilarse desde los 52 años. Los empleados en labores de mantenimiento podían hacerlo a los 57. El resto de trabajadores de la RATP podían jubilarse a los 62 años.
  • Empleados del Banco de Francia, que tienen un sistema de capitalización , que permitía la jubilación entre los 60 y 62 años.
  • Los empleados de notarías, que ahora pueden jubilarse entre los 60 y 62 años.

Valoración del artículo

4,8 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 82%
  • 4 18%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

11 votos

2100 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter